Amaya da el testigo a Alba

“Somos muy diferentes en nuestro juego, pero si tengo que apostar por quién puede ser mi sucesora diría que Alba Torrens. Va a completar un currículo muy parecido al mío”. Lo decía Amaya Valdemoro hace dos años y medio. Ya se adivinaba el cambio generacional. En junio de 2011, un inesperado batacazo en el Europeo provocó la ausencia en los Juegos Olímpicos de Londres y pudo acelerar el relevo generacional. No fue así. El organigrama técnico de la Federación Española mantuvo su confianza en el núcleo del grupo que se abonó a los podios en los Europeos desde 2000 —con aquella excepción de 2011— y subió a uno por primera vez en un Mundial (bronce en 2010).

Elisa Aguilar, Laia Palau, Cindy Lima y la gran líder y capitana, Amaya Valdemoro, se conjuraron para devolver a España a la élite. Su alquimia con las perlas de la nueva ola ha resultado fundamental. La misión fue especialmente difícil para Amaya. Tuvo que superar una terrible lesión, fractura de ambas muñecas en octubre de 2011, y esta temporada empezó en el Tarsus Belediyesi, turco, pero decidió regresar a España, fichó por el Canoe y le dijo a su agente que se olvidara de cualquier otra oferta. “Quería centrarme en poner un gran broche a mi paso por la selección”, dice. Y así ha sido. A punto de cumplir 37 años y sin el protagonismo de otras veces, en momentos difíciles su concurso ha sido vital, como el de Palau, Lima o Aguilar, que también tiene 36 años y se despide de la selección. Amaya superó el récord de internacionalidades, en poder de Marina Ferragut con 253, y lo deja en 258.

Su sucesora, Alba Torrens, ha llevado el peso del equipo junto a Sancho Lyttle. También ha superado enormes inconvenientes. Desde su negativo protagonismo el aciago día en que España quedó apeada de los Juegos, pasando por una gravísima lesión de ligamentos. Pero Alba ha maravillado y se ha erigido en la estrella del equipo. Se despiden Amaya y Elisa, pero el futuro es espléndido, con ella (23 años), Gil (20), Xargay (22), Ouviña (22), Casas (20), Nicholls (24) y Domínguez (26). El oro europeo significa la mejor despedida de Amaya y la mejor bienvenida para Alba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.